En Xian tenía un espectáculo de John Fisher en un hotel. En donde estuvimos dos días, suficientes para hacer una gran amistad con Michel y Candy, dos de los camareros que nos ofrecieron un trato espectacular y siempre estarán en nuestros mejores recuerdos!

Después de los espectáculos decidimos salir un poco por la ciudad, aprovechando para visitar la muralla y los guerreros de Xian. También salimos a tomar una copa en un bar estudiantil al más puro estilo americano en donde se jugaba al Ping beer. Aunque no tenga que ver con magia fue mi primera experiencia con ese juego realmente divertido y es que en el bar organizaban competiciones y se ganaban premios a parte de las cervezas!