Volvemos a bajar a Benidorm, esta vez para actuar en el escenario del Hotel Sol, Ocas y Pelícanos. Delante de la playa, con un día muy soleado aunque frío llegamos a Benidorm.

Entramos al hotel para hacer un espectáculo de escenario en un muy buen sitio, muy cercano al público.

Ha sido un día estupendo y estoy muy contento de haber podido estrenar un par de números de escenario que ya llevaba mucho tiempo ensayando y con muchas ganas de sacar en escena. Contento también de que la recepción de estos juegos haya sido todavía mejor de lo esperado!

Así que intentando tentar a la suerte, ya que el día había ido tan bien fuimos al casino en donde quedó claro que mejor que me dedique a la magia y no al juego!

Volvemos para casa, en coche, de noche, tranquilos, contentos y relajados por un buen trabajo. Muy satisfechos con nosotros mismos.

Aprovecho para agradecer el día a Genis, mi ayudante por aguantar todo el viaje y por hacerlo genial en la mesa de sonido y de luces! Como siempre lo haces genial!